ÁMBITO EDUCATIVO | Sagrada Familia de Urgell
36
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-36,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

“Cuidaré de ellos como una madre cariñosa”

 

Tenemos en la educación uno de los campos específicos de misión. Siguiendo las directrices de la Iglesia, orientamos toda nuestra actividad educativa hacia la formación integral de los alumnos en la doble dimensión humana y cristiana.

En los colegios intentamos vivir un ambiente de libertad y amor, donde los alumnos reciban una sólida formación humana iluminada por el Evangelio y sea posible el testimonio y la experiencia de fe. Nuestros centros han de estar abiertos a todos sin distinción.

Las hermanas y los laicos educadores hemos de saber conjugar la firmeza y la suavidad con un trato sencillo y acogedor y sin distinciones y unir la responsabilidad profesional con un activo celo apostólico.

Jardín de infantes Matadepera

“Nuestro estilo: amar y servir”

 

Fundamentamos nuestra acción educativa en la visión cristiana de la persona y del mundo y participamos de la misión evangelizadora de la Iglesia católica, contribuyendo así a la formación global de niños y jóvenes.

Fieles al carisma de Ana María Janer, educamos a nuestros alumnos desde el amor y el servicio, con una sensibilidad especial hacia aquellos que más lo necesitan, acompañados por unos educadores conscientes de su misión.

Nos caracteriza el ambiente de familia: cercano y sencillo. Queremos que nuestros alumnos se sientan como en casa. Atendemos la diversidad con un trato personalizado y profesional. Acogemos a todos sin distinción.

Entendemos que la educación es un servicio a la sociedad.

“Nuestra misión: educar en humanidad”

 

La misión principal de nuestros centros es la formación integral de los alumnos. Ofrecemos los elementos necesarios para que crezcan y desarrollen todas sus capacidades.

Entendemos que la educación debe contribuir a la construcción del proyecto vital de cada persona y ayudar a afrontar las diversas etapas de la vida, las relaciones con los demás y sus responsabilidades. De este modo, favorecemos el desarrollo de la vocación personal y profesional de cada uno de nuestros alumnos.

Apostamos por la formación de personas seguras de sí mismas, autónomas y con una identidad propia. Personas solidarias, respetuosas con las diferencias, comprometidas con la sociedad y capaces de transformar su entorno. Personas que sienten y se compadecen con el que sufre y salen al encuentro del otro. Personas coherentes, honestas y reflexivas que construyen sus propios ideales, valores y criterios. Personas que valoran la vida, a los demás y lo que tienen. Anhelamos que nuestros alumnos, finalizada su escolarización, sean expertos en humanidad.