¡Compartimos la VIDA que sigue creciendo en nuestra Casa de Misericordia! | Sagrada Familia de Urgell
4097
post-template-default,single,single-post,postid-4097,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¡Compartimos la VIDA que sigue creciendo en nuestra Casa de Misericordia!

 

“CONSTRUYENDO SUEÑOS… ¡HACEMOS LA DIFERENCIA!”

 

Durante los meses de abril y mayo de 2019 el profesor Juan David Múnera, del colegio de Bello (Colombia) nos acompañó en la “Casa de Misericordia” liderando un proyecto de arte, “Soñarte”, que tenía como objetivo la construcción de un espacio artístico con los adolescentes de la casa. Compartimos muchas experiencias y fue un tiempo realmente muy enriquecedor para todos en el que crecimos y soñamos juntos…

Algunas de las actividades que formaron parte de este proyecto fueron:

Grabación del Rap:

Los adolescentes que participan de la Casa Misericordia realizaron la grabación de un rap, el cual fue creado por ellos mismos, contando la realidad del barrio en el que viven.

Durante todo el domingo los jóvenes, junto con los profesores de la Casa Misericordia y  de la Casa Cultural (Laura Forero, Juan David, Juan Pablo y Thommas Lion) estuvieron apoyando a los chicos en la grabación. Fue una hermosa experiencia, de mucho trabajo y esfuerzo, pero que dio frutos.

Les  dejamos un poco de la muestra. Pronto compartiremos el vídeo clip grabado en el barrio, a través de las redes sociales… El objetivo es demostrar que desde el arte, los jóvenes pueden hacer la diferencia.

Creación de un mural:

Los adolescentes de la Casa de Misericordia realizaron un mural en el salón comunal de nuestro barrio que con gusto fue cedido por la junta vecinal. El profesor Juan David motivó y acompañó el proceso. Todos los chicos propusieron frases y el ganador fue Johan Calderón: “Hoy vivimos para hacer diferencia”.  En el espacio del aula de refuerzo se presentó el boceto del mural: el colibrí que significa resurrección, vitalidad y energía; la naturaleza, que representa el inicio de la creación en relación con el libro del Génesis, y concluye con la ciudad porque así termina la Sagrada Escritura en el libro del Apocalípsis; la ciudad representa también la realidad en la que se encarna el Evangelio. Los chicos estuvieron de acuerdo en todo lo que se quiso expresar.

El profesor Juan David inició con el boceto el viernes 17 de mayo por la tarde para que los chicos comenzaran a pintarlo el sábado 18. Ese día trabajaron duro pero no terminaron; la semana siguiente continuamos con el trabajo algunos días por las tardes y también algunas noches. El mural causó un gran impacto en la comunidad; los vecinos se mostraban agradecidos y muy admirados por la obra.

Salida solidaria de nuestros niños janerianos:

Con gran alegría les compartimos que el día 24 de mayo pudimos constatar todo lo que pueden entregar nuestros niños Janerianos de la Casa de Misericordia.

Muy felices, durante casi un mes se dedicaron a preparar el cuento de los animales de la selva basado en la Solidaridad y un baile haciendo referencia a Jesús, quien nos da fuerza para hacer el bien. Llegó el día tan esperado y todos prepararon los disfraces que llevarían para representar la obra.

El grupo de niños acompañados del profesor del aula de refuerzo y las hermanas que llevan adelante el taller Janeriano de los jueves, llegaron al “Centro de día Chaminade”, donde asisten adultos mayores a almorzar y pasar la tarde.

Fue muy gratificante ver cómo nuestros niños llegaban y saludaban con tanto amor y cariño a los abuelos que asisten a este centro. Mientras los niños se preparaban para representar la obra, el profesor Everth que nos acompañaba realizó varias dinámicas para hacer sentir a los adultos en un ambiente más cercano y familiar. Luego los niños nos representaron la obra, destacando la solidaridad y la riqueza que tiene cada uno para entregar lo mejor a los demás.

Finalmente, después de representar la obra y el baile, cada niño compartió con los adultos mayores una actividad, llevando a cabo una sencilla manualidad que consistía en una velita con la imagen y el mensaje de Jesús que siempre está presente en sus vidas. Lo realizaron con mucho entusiasmo para llevar a sus familias.

Fue realmente una experiencia maravillosa poder descubrir que nuestros niños de la Casa de Misericordia tienen en su interior mucho para entregar a los demás, en especial, a los que se encuentran más solos y sin familia.