"En el seno de nuestro Instituto..." Ejercicios Espirituales y Encuentro de Formación | Sagrada Familia de Urgell
3939
post-template-default,single,single-post,postid-3939,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

“En el seno de nuestro Instituto…” Ejercicios Espirituales y Encuentro de Formación

 

Primera tanda de Ejercicios Espirituales y Encuentro de Formación para las hermanas de las Regiones de Seo de Urgell y Cervera.

 

“Estudiad y meditad la vida de Jesucristo,
toda ella es enseñanza para nosotras.”
(Beata Ana María Janer)

 

Compartimos con todas las hermanas la grata experiencia que hemos vivido en Seo de Urgell los días 1 al 11 de mayo de 2019.

Nos esperaba nuestra Madre, Ana María, para contagiarnos nueva VIDA, fortalecer nuestra esperanza y hacer sólido nuestro compromiso de acompañar a los Jóvenes caminando como siempre, con el sentir de la Iglesia. Pero no sólo ella, las hermanas de la comunidad nos esperaban habiendo preparado la casa para que de verdad nos sintiéramos en un ambiente sobradamente oportuno para llevar adelante el trabajo para el cual habíamos sido convocadas.

Con el padre Ramón Fábregat, jesuita, realizamos los ejercicios espirituales (del día 1 al 10). Días de recogimiento, silencio, oración… siguiendo el camino ignaciano para seguir amando y sirviendo al Señor siempre y en todo. Fueron unos días profundamente orientados hacia Dios en el espíritu ignaciano y en nuestra espiritualidad janeriana. Ambos nos condujeron de la mano, a vivir la experiencia espiritual del seguimiento de Jesucristo como fuente de vida y modelo de todo nuestro hacer en el día a día.

“Que todas mis intenciones y operaciones estén encaminadas para gloria de Dios
y el servicio a los hermanos más necesitados.”
(San Ignacio)

A partir del día 10 por la mañana dimos inicio al tiempo de formación centrado, en esta ocasión, en la presentación y análisis del Documento Post Sinodal: “CRISTO VIVE”.

Recordamos juntas que la preocupación por los jóvenes no es una novedad del Papa Francisco sino que ya, desde el Concilio Vaticano II, su mensaje expreso para ellos, el hito del inicio y continuación de las JMJ…, señalan una preocupación que lleva largo tiempo y que hoy tiene otro punto importante: la realización del Sínodo para Jóvenes y el documento final que en Loreto, en la fiesta de la Anunciación (fiesta tan significativa para la comprensión vital de nuestra Carisma) que nos acaba de entregar el Papa Francisco.

“Vive Cristo, esperanza nuestra, y Él es la juventud más bonita del mundo.
Todo lo que Él toca se vuelve joven, se llena de vida. Entonces las primeras palabras que quiero decir
a cada uno de los jóvenes cristianos es:
¡Él está vivo y te quiere vivo!
(Christus Vivit)

Se realizó una presentación general del mismo y nos dedicamos a profundizar el capítulo 6: “JÓVENES CON RAÍCES” donde se recalca la importancia de los vínculos de los jóvenes con las personas mayores, con los ancianos. Resonaba en nuestro lugar de reunión aquello en que tanto el profeta Joel como Pedro, en su primer anuncio en el día de Pentecostés, y hoy Francisco, decían: “Los ancianos tendrán sueños y los jóvenes profetizarán…”, hasta sonreírnos con el antiguo proverbio al que hace referencia el Papa: “si el joven supiese y el viejo pudiese, no habría cosa que no se hiciese.”

Tenemos una gran responsabilidad: escucharlos, crear espacios adecuados, saber entrar en sintonía, anunciar explícitamente el Kerigma y rezar con insistencia por las vocaciones en la Iglesia.

Culminamos nuestro encuentro en la capilla, junto a la tumba de nuestra Madre. A ella, que entregó su vida hasta el sacrificio, le encomendamos el presente y futuro de nuestra Familia Religiosa pues tenemos la certeza de la fuerza y vitalidad de nuestro carisma para responder a los desafíos de hoy.

VER EL ÁLBUM COMPLETO