EXPERIENCIAS DESDE NSORK QUE DAN VIDA | Sagrada Familia de Urgell
6753
post-template-default,single,single-post,postid-6753,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,, vertical_menu_transparency vertical_menu_transparency_on,qode-title-hidden,qode_grid_1200,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive,mob-menu-slideout-over

EXPERIENCIAS DESDE NSORK QUE DAN VIDA

 

Desde Nsork (Guinea Ecuatorial) quieren compartir unas imágenes de la tarea misionera que Pablo y Alelí están realizando junto a las hermanas para compartir la experiencia, una experiencia que da vida.

A principio de mes, el día 4 de febrero, vivían una hermosa experiencia, como fue la inauguración de la Biblioteca “Sagrada Familia”. Para sorpresa de todos es muy abundante la presencia de jóvenes y niños que están disfrutando de la lectura e investigación. Y tanta es la afluencia de personas que se ha tenido que ampliar el espacio destinado a dicha labor, donde estaba la sala de estudio de las internas está ahora la biblioteca infantil con una gran cantidad de libros que han sido llevados desde hace algunos años desde España.

Las hermanas aprovechan estas líneas para agradecer el último envío realizado de los de magníficas enciclopedias y diccionarios que los niños y jóvenes están consultando con mucho entusiasmo. Pero no sólo se ha inaugurado la biblioteca sino que además se ha hecho lo mismo con la sala de informática, que cuenta con seis ordenadores. En dicha sala, Pablo y Alelí, ya han comenzado las clases con adolescentes, maestros, incluso extendiéndose este servicio a toda la comunidad de Nsork.

Se continua con los grupos de niños y jóvenes, misa de niños los domingos, clases de guitarra, el coro con los juvenil, formación de catequistas y colaboración en la catequesis sacramental con la parroquia.

Nos comparten fotos de las hermanas, laicos y misioneros que ya han pasado por estas tierras. Haciendo un llamamiento a todas esas quieren hacer posible ese sueño de ir a esas tierras africanas para dar, recibir y compartir lo que puedan y quieran generosamente.
Nos hacen reflexionar cuando dicen que descubren que son muchas las necesidades a cubrir en la comunidad de Nsork, en la cual estuvimos ausentes durante siete años , pero la ilusión y las ganas de dar vida hacen que puedan soñar y plasmar por escrito algunos proyectos en beneficio de los niños, jóvenes y de comunidad en general. Se nos dice que para los mismos no sólo necesitan patrocinadores, sino también la presencia real de misioneros de la gran familia janeriana de todos los países en los que tenemos presencia. Todos debemos sentirnos parte en esta hermosa obra porque Guinea Ecuatorial, con su presencia y su tarea pastoral, educativa y de promoción: “Es de todas, es de todos“, nos dicen las hermanas de la comunidad.

   MÁS FOTOS

 



Sagrada Familia de Urgell