Misión pastoral en el Distrito de La Coipa (Perú) | Sagrada Familia de Urgell
1878
post-template-default,single,single-post,postid-1878,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Misión pastoral en el Distrito de La Coipa (Perú)

 

Como respuesta al llamado de EVANGELIZACIÓN: “En Salida” – “a las Periferias” – “a las Minorías” – “a la Cultura”, la comunidad de Ancón, en la persona de la hermana Norma Viganó, realizó una misión pastoral en la Parroquia Virgen de la Asunción (Distrito La Coipa – Perú), continuando la labor que hacía la comunidad.

El Objetivo era trabajar el Proyecto Vicarial de Evangelización de Multitudes a través de un proceso, lento y progresivo, de formación de CEB (Comunidades Eclesiales de Base). La prioridad de este año es la Formación de Agentes Pastorales y Fortalecimiento de las Estructuras de la Parroquia (Equipos Pastorales).

La misión tuvo lugar del 12 al 19 de octubre de 2018.

Los días 13 al 15 en el Centro Poblado El Pindo.

Fue sede de una primera misión, del 20/3 al 1/4,  en la que se visitaron seis comunidades y tres colegios, centrada en la formación a la vida cristiana. En esta última visita, además de las reuniones de formación en la capilla y las celebraciones litúrgicas, uno de los logros fue formar los Sectores y respectivos Coordinadores de las incipientes comunidades. El trabajo lo realizan a través de una Carta Misionera que el Obispo envía mensualmente; el Sector se reúne, se forma, ora y compromete con el tema propuesto.

El segundo logro de esta misión fue la organización del Grupo Juvenil, comenzando con la orientación dada a los Coordinadores, pautas de trabajo y conexión con otros grupos de la parroquia a fin de ir creando una comunión entre los grupos juveniles de la parroquia y el vicariato.

Los días 16 al 18, en el Centro Poblado La Lima. Este lugar ha inaugurado recientemente el edificio de la Capilla, muy bonito por cierto, pero el gran desafío es que no quede en paredes vacías sino que aloje a una comunidad VIVA en la fe y fraternidad. Se participó en dos eucaristías celebrando al Santo Patrono, con características propias de la religiosidad popular.

La visita al colegio primario y secundario, con muy buena acogida a la BUENA NOTICIA en una población hambrienta de la presencia de la Iglesia Católica porque en ella el sacerdote va muy esporádicamente, no hay catequistas ni agentes pastorales y falta de liderazgo entre los miembros de la comunidad para organizarse en las distintas funciones que requiere una comunidad cristiana.

En este Centro Poblado el trabajo fue más difícil puesto que coincidió con  la tradición y religiosidad popular; un par de familias oriundas del pueblo pero que viven en grandes ciudades les parece ser muy fieles al patrono Señor de los Milagros, volver a su pueblo organizar procesión, pedir la MISA, dar comida al pueblo, contratar banda para la procesión, orquesta para el baile…y así reunir a la gente. Estos festejos interfirieron en las reuniones programadas.

 

Evaluación: La extensión de la parroquia es muy grande. Tiene unos 80 caseríos que a su vez se están dividiendo en sectores, todos con necesidad de atención. Hay un solo sacerdote, joven, muy disponible a responder a todos los sitios, pero es imposible. Además de las dificultades de acceso, la campaña política de elecciones ha dejado las comunidades divididas.

Se nota que la semilla de la fe está y ante un poquito de riego responde y queda deseosa. Con el párroco hemos visto que será mejor fortalecer el trabajo pastoral en uno de los Centros Poblados, lograr una cierta madurez cristiana como comunidad, que se convierta en levadura… Sin descuidar a las otras.

LA MIES ES MUCHA, LOS OBREROS POCOS. PIDAMOS OBREROS AL SEÑOR.

 

VER ÁLBUM DE FOTOS