Solucionar problemas como buenos ciudadanos | Sagrada Familia de Urgell
4167
post-template-default,single,single-post,postid-4167,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Solucionar problemas como buenos ciudadanos

 

Nuestros alumnos de 3º de ESO del colegio de Utrera (Sevilla) han querido poner en práctica todo lo que han aprendido a lo largo de este curso a través de la asignatura de “Ciudadanía”.

José Manuel Martínez, profesor de la asignatura, expresa que “tras conocer y debatir sobre diversos aspectos como el conocerse uno mismo, el diálogo y apertura de mente, la igualdad, el respeto, la tolerancia, la equidad, el servicio, la necesidad y cumplimiento de las normas, la empatía o asertividad, entre otros aspectos, el alumnado ha puesto en práctica lo aprendido ya que de nada sirve esta asignatura si no se lleva a la práctica, en nuestro caso, bajo los valores cristianos y siguiendo el carisma de nuestra fundadora, Ana María Janer” .

En la asignatura han estudiado y debatido sobre diversos problemas que los alumnos saben detectar, pero que creen que no pueden solucionar. Así, divididos en grupos, han estudiado un problema y sus posibles soluciones: el acoso, el sextin (se refiere al envío de imágenes o vídeos de contenido sexual a través de smartphones o dispositivos electrónicos y que se da de forma voluntaria. Una vez que ese contenido fue compartido, pasa a ser propiedad de la red: ¡Ya no te pertenece!) o la prostitución, el medio ambiente o el reciclaje, el respeto a los animales, y campañas contra el vandalismo, cuidado de sus calles y valorar la belleza de nuestro entorno.

Todo este proyecto lo han puesto en marcha a través de murales, carteles, folletos, charlas, vídeos y creación de utensilios… entre otras muchas actividades.

A estos proyectos se suma otro, más genérico, que consiste en el “muro de las buenas noticias”. Entre todo el alumnado se ha creado un gran tablón con noticias con las que demostrar que hay personas que piensan en los demás y viven para amar y servir, para aportar su granito de arena para mejorar este mundo, en muchas ocasiones, incluso personas anónimas. La dirección del futuro también depende de las acciones que desde ya se tomen.