...Y después de la comunidad, los Reyes de Oriente visitan el Hospital de La Seu | Sagrada Familia de Urgell
2421
post-template-default,single,single-post,postid-2421,single-format-standard,ajax_updown,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1200,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

…Y después de la comunidad, los Reyes de Oriente visitan el Hospital de La Seu

 

Y tras su paso por la comunidad de nuestras hermanas el día 6 de enero, Melchor, Gaspar y Baltasar, acompañados por el alcalde de la ciudad no quisieron dejar pasar la oportunidad de poder visitar también a los internos en el Hospital “Fundació Sant Hospital”. Allí, nuestra hermana Visitación Lorenzo los recibió con todos los honores.

Aquí nos comparten las palabras de bienvenida que les leyó a su llegada al Hospital:


 

“Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra Paz a los hombres de buena voluntad.”

 

Con este canto de los Ángeles en Belén, queridos Reyes de Oriente, nuevamente os queremos dar la BIENVENIDA, en este año nuevo que acabamos de empezar y aquí, en la entrada de la “Fundació del Sant Hospital” de la Seu d’Urgell.

Sabemos que vuestro reinado es de Paz, alegría, esperanza, hermandad.

No es un reinado cualquiera y es por eso que nuevamente os pedimos, para todo el mundo, pero especialmente para los más débiles, enfermos, niños, abuelos, jóvenes… que llenéis sus corazones de esta paz que el mundo no puede dar.

Vosotros venís desde Oriente y habéis pasado por Belén para adorar al Niño Jesús. ¡Qué suerte que habéis tenido! Sabed que sois mensajeros de este Niño, mensajeros de PAZ y HERMANDAD, con el encargo de volverlo a descubrir en el rostro de cada enfermo, niño, abuelo, joven, que encontraréis en este Centro y en cualquier persona débil y necesitada. Y esto porque Él ha querido nacer y hacerse uno como nosotros para restaurar nuestra humanidad tan herida por las guerras, la violencia, las injusticias, la falta de humanidad…

Deseamos que os encontréis a gusto entre nosotros y que al mismo tiempo vuestros regalos llenen de paz y alegría a todos los que os esperan con ansia.

Dios, a través vuestro, nos quiere dar a todos su Paz, que es salud, presencia, compañía, esperanza, libertad, y cuando decimos libertad, pensamos especialmente en los que sufren en las cárceles… También para ellos pedimos una verdadera libertad. Sed bienvenidos, Melchor, Gaspar y Baltasar.


VER MÁS FOTOS